Sostiene Riestra que sigue existiendo la Casa del la Tierra pero que le pondrán nueva tecnología

El titular de la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (SDRSOT), Rodrigo Riestra Piña, reconoció que la Casa de la Tierra, al interior del parque estatal Flor del Bosque, era una herramienta útil pero con un software inservible por lo que se decidió modificar. En entrevista aseguró que la Casa de la Tierra, que es el primer Centro de educación y vigilancia climática global en América Latina, sigue existiendo, pero ahora con nueva tecnología, debido a que el software que colocaron la NASA, La Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera y El Instituto del Clima en Washington era un software inservible.

“Nosotros coincidimos que era una herramienta útil; sin embargo, el equipo que heredamos de la pasada administración no tenía condiciones para que siguiera operando. Ahora es nueva tecnología al servicio de los poblanos”, dijo Riestra al insistirle sobre su posición respecto a las acusaciones de ambientalistas, académicos y exfuncionarios quienes aseguran que el parque estatal se convirtió en un parque de diversiones.

Riestra reconoció, también, que 13.8 hectáreas de acceso al público en general se encuentran sectorizadas a la Secretaria de Turismo y el resto dependen de la dependencia a su cargo.

El 20 de febrero del 2009 se inauguró la Casa de la Tierra , se construyó con la plataforma científica de las instituciones: NASA, La Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) y El Instituto del Clima en Washington.

En su momento, el centro presentó información audiovisual relativa a: fenómenos climáticos, sistemas planetarios, gases de efecto invernadero, actividad ciclónica, actividad volcánica, sistemas tropicales, placas tectónicas, contenidos ambientales, entre otros.

Contaba con diferentes contenidos didácticos, dirigidos a los distintos niveles académicos desde niños hasta posdoctoral en materia de cambio climático. También presentaba información generada por parte de la red mundial en aspectos relevantes como contaminación atmosférica, sistema planetario, geología terrestre, meteorología, cambio climático.

Además funcionó como un centro de entrenamiento para organizar talleres sobre ediciones tales como adaptación proactiva del clima, tecnologías de la energía alternativa, clima y calidad del aire que permitirá el recibimiento de conferencias, seminarios y otros acontecimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *