Invertir en las niñas de 10 años de edad para que puedan completar la educación secundaria podría multiplicar sus ingresos personales durante el resto de su vida e impulsar así la economía de su comunidad y su país, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas. niñas4

El Fondo de Población de la ONU (UNFPA), difundió en un documento que los países en desarrollo podrían contar con ingresos anuales adicionales por 21 mil millones de dólares si todas las niñas de 10 años terminaran la secundaria.

El informe “El Estado de la Población Mundial 2016”, resaltó que es menos probable que las niñas completen sus estudios que los niños y más probable que se vean enfrentadas al matrimonio forzado, trabajo infantil, o la mutilación genital femenina y otras prácticas negativas.

Añadió que más de la mitad de los 60 millones de niñas de 10 años de edad del mundo viven en los 48 países con mayor desigualdad de género.

El documento asentó que cada año de educación brinda un aumento de 11.7 por ciento adicional en los ingresos de las niñas en su vida posterior. Sin embargo, 16 millones de niñas de 6 a 11 años de edad nunca irán a la escuela, el doble del número de niños.

UNFPA advirtió que si no se realizan las inversiones en este grupo demográfico en los países en desarrollo es probable que no se alcancen los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), que proponen eliminar el hambre y la pobreza extrema en el mundo para el año 2030.

El informe afirmó que la edad de 10 es fundamental para las niñas debido a que se acercan a su pubertad y a que, en general, tienen entonces posibilidades ilimitadas, si toman las decisiones acertadas en términos de educación, determinante para su futuro laboral y familiar.

Babatunde Osotimehin, director ejecutivo de UNFPA, explicó que limitar el potencial de las niñas hacia una edad adulta productiva y autónoma constituye una violación de sus derechos, además de que supone un lastre para su comunidad y su nación.

“Cuando no se hace efectivo el potencial de una niña todos perdemos”, sostuvo Osotimehin. Añadió que la forma en que se invierta en las niñas en el presente determinará el aspecto que el mundo tendrá en 2030.

En el caso de México, donde habitan un millón 143 mil niñas de 10 años de edad, de acuerdo con la ONU, los beneficios de que este grupo demográfico termina la secundaria son notables.

El documento calculó que una niña que completa la secundaria en México generaría un ingreso de 20 mil 892 dólares entre 2015 y 2030, frente a los nueve mil 936 dólares que ganaría una menor que no finaliza este nivel educativo.

Así, la diferencia de ingresos entre una niña mexicana que termina la secundaria y otra que no tiene esa oportunidad es de 10 mil 956 dólares entre 2015 y 2030, de acuerdo con UNFPA.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here