Durante el rectorado del doctor Alfonso Esparza Ortiz se ha instaurado un esquema de administración basado en la planeación plural y participativa

Su alto grado de innovación e impacto le valió a su gestión la medalla de bronce del Premio Interamericano de Innovación Educativa en Educación Superior 2016

El actual esquema de administración de la BUAP, instrumentado por el Rector Alfonso Esparza Ortiz, es hoy reconocido a nivel mundial por instituciones interesadas en innovar en los procesos de gestión en educación superior. Un ejemplo es la Organización Universitaria Interamericana (OUI) que otorgó a la BUAP el tercer lugar del Premio Interamericano de Innovación Educativa en Educación Superior OUI-2016.

No existe antecedente en la Máxima Casa de Estudios en Puebla de una distinción continental a la gestión rectoral. Este bronce proviene de una de las instituciones más sólidas en educación superior: la OUI, que integra el mayor número de instituciones y universidades -públicas y privadas- de las américas. El primer lugar fue para la Universidad de Montreal, Canadá, y el segundo para la Pontificia Universidad Católica de Río Grande del Sur, Brasil.

Cabe destacar que en la fase pre-final del “Premio Interamericano”, participaron 33 candidaturas de las mejores instituciones de 14 países: Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela y México.

Esta presea constata aspectos inéditos en la administración de la BUAP, como la creación del Comité para la Promoción de la Igualdad Sustantiva -que la convierte en una universidad pionera en el país con respecto a la implementación de políticas institucionales de inclusión y equidad de género-, y la ejecución de acciones de responsabilidad social. Es decir, proyectos en materia de cuidado ambiental, promoción de las artes y la cultura y sustentabilidad, entre otros.

Estos últimos con un impacto tal, que la Unesco nombró a la BUAP en 2015 como la institución coordinadora del Observatorio Regional de Responsabilidad Social para América Latina y el Caribe (ORSALC), a fin de dar seguimiento a situaciones que comprometan un aspecto de la cultura, educación o vida institucional universitaria en los países de la región.
La estrategia de la presente administración también posicionó a la Universidad como la institución de educación superior con más cuerpos académicos consolidados, cuando antes del 2013 oscilaba entre el cuarto y quinto lugar entre las estatales del país.

Además, los índices de citación por parte de investigadores del extranjero se dispararon en estos últimos tres años, en contraste con los resultados de administraciones pasadas, situación que también acredita la calidad del impacto científico de los universitarios de la BUAP.

El reconocimiento intercontinental de la OUI da cuenta de los éxitos que la BUAP ha acumulado a nivel interno y social, gracias a su esquema de administración. Las evidencias al respecto son un requisito básico para los postulantes a dicho premio. Estos logros se sustentan en un único instrumento: el Plan de Desarrollo Institucional (PDI) 2013-2017.

gestion-innovadora-1-500x333

gestion-innovadora-2-500x333

La positiva valoración de la investigación de los universitarios, por parte de colegas de otros países, el crecimiento de cuerpos académicos consolidados, la puesta en marcha de estrategias en materia de responsabilidad social y la promoción de la igualdad sustantiva como compromiso de gestión, entre otros resultados, se deben a que estudiantes, académicos y personal administrativo de la BUAP alinean su trabajo al Plan de Desarrollo Institucional (PDI) 2013-2017.

El PDI de la BUAP es resultado de la iniciativa del Rector Alfonso Esparza Ortiz, quien consciente de la diversidad y pluralidad de la masa crítica universitaria, al inicio de su gestión decidió incorporar el talento de todos en el diseño-creación de lo que sería el instrumento guía de los esfuerzos institucionales. Dado los resultados alcanzados por su facultad orientadora, este documento ha dado resultados palpables en todos los indicadores de capacidad académica y los ámbitos de la Universidad.

Debido a la política de vanguardia y alta calidad de la gestión actual, la BUAP se convirtió en la primera universidad del país en certificar su Proceso de Planeación Estratégica, bajo los estándares internacionales de la nueva Norma ISO 9001:2015, por parte de la empresa Sociedad Internacional de Gestión y Evaluación, SIGE, S.C.

Este logro muestra que en la BUAP el trabajo se realiza bajo directrices y estrategias, así como de manera coordinada con las 38 unidades académicas y 42 dependencias administrativas, para el logro de los objetivos del PDI 2013-2017.

Además de estudiantes y personal administrativo, en el diseño y planteamiento del PDI se incorporaron cuerpos académicos, pues ellos conocen las realidades y necesidades correspondientes a sus áreas de conocimiento. Este esquema colaborativo no sólo sirvió para la concepción del instrumento rector, sino que desde éste, permeó en muchos de los mega proyectos de la Universidad que se concretaron en los siguientes años.

Ejemplo de ello es la puesta en marcha del Laboratorio Nacional de Supercómputo del Sureste de México (LNS) de la BUAP, en el que participaron investigadores de cuerpos académicos pertenecientes a seis unidades académicas de la Institución. Gracias a las sinergias establecidas, con este proyecto aprobado por Conacyt, la Universidad impacta las investigaciones científicas de varias instituciones mexicanas y a la industria de la región.
Otro resultado más del trabajo colaborativo y plural promovido por el PDI es el Comité para la Promoción de la Igualdad Sustantiva, que convierte a la BUAP en la única universidad del país en institucionalizar un compromiso con la promoción de la igualdad, equidad de género e inclusión social.

Si bien existe esta línea de acción en las instituciones de educación superior mexicanas, centros de investigación, programas, foros y asociaciones, ninguna había asumido este tema como un compromiso de gestión.

El trabajo en equipo en la BUAP ha dado resultados. Por ello, la Dirección de Fomento Editorial y la Dirección General de Planeación Institucional coordinaron esfuerzos para registrar evidencias del proceso de creación-diseño del PDI. El resultado: una colección de libros escritos y digitales que documentan los foros, paneles, mesas de debate, discusiones, conferencias y otras actividades que involucraron a la comunidad de la BUAP, para concretar las estrategias institucionales del periodo 2013-2017.

Desde su concepción, el PDI mostró la innovación que ha caracterizado a la BUAP en los tres últimos años. En suma, con el talento de los universitarios, la Institución ahora cosecha los resultados del trabajo en equipo, coordinado y dirigido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here