Mike Johnston, especialista en educación para la sustentabilidad, llegó a la conclusión de que “el mundo se convierte en lo que enseñamos”. Esto, durante la ponencia de la Tri Association que comenzó su programa de conferencias magistrales en Guadalajara dentro de la Annual Educators’ Conference.

Con el título de Reinventing Today for a Better Tomorrow (Reinventar el presente para un mejor mañana), este evento tiene como objetivo actualizar y capacitar a profesores de escuelas bilingües. La Tri Association comprende tres zonas del continente (México, Centroamérica y el Caribe), y vincula los campus de American School de la región.

Esta es la edición número 35 de su congreso: los primeros días comenzaron con actividades para 150 personas máximo; desde ayer iniciaron con eventos con más de 750 docentes originarios de los países donde la Tri Association tiene presencia, eventos que terminarán mañana.

Como preámbulo a las ponencias de Zoe Weil, y Mike Johnston, un grupo de alumnos del American School de Guadalajara interpretaron los himnos nacionales de México y Estados Unidos. Más tarde, otro ensamble de estudiantes actuó y cantó escenas de El Mago de Oz. Los organizadores destacaron la presencia de los alumnos, pues son los principales beneficiados por las actividades del Annual Educators’ Conference.

La presentación también sirvió para celebrar las trayectorias de quienes han colaborado por la educación con la Tri Association: Robert Wilson recibió la medalla Paul G. Orr, mientras que a William Scotti se le otorgó un reconocimiento. Sobre éste último, David McGrath (director del American School en Guadalajara, los anfitriones) comentó: “Fue un reconocimiento por todos los años de apoyo, porque se jubila este año. Nos ha apoyado mucho en más de veinte años”.

En su conferencia, Zoe Weil, quien preside el Institute for Humane Education, afirmó que la escuela debe ser una comunidad y la raíz donde podemos encontrar las soluciones para muchos problemas. Para la docente, se ha de transformar la educación para enseñarles a los jóvenes a solucionar problemas. Los profesores frente al grupo, agregó, deben ejemplificar el desarrollo de soluciones para estimular la imaginación y sus capacidades.

Sumado a ello, la solución de conflictos implica investigación, nutrirse de textos y proponer la respuesta más adecuada. Con un perfil más capacitado para ello, los propios alumnos mejoran su currículum, lo que los inserta mejor en el campo laboral. Zoe Weil presentó también un video testimonial con alumnos de Estados Unidos.

EL DATO

Fracaso, primer intento de aprendizaje

Mike Johnston, presidente del Colegio Maya en Guatemala, hizo hincapié en el aprendizaje continuo que pueden tener los alumnos si toman en cuenta que los “fracasos” son en realidad un primer intento de aprendizaje. Esto lo ejemplificó con un juego de palabras entre “fail” (“fracaso” en inglés) y “first attempt in learning” (“primer intento en el aprendizaje”).

EDUCAR PARA EL PRESENTE

David McGrath habló sobre la realización de Annual Educators’ Conference en Guadalajara: “Este año le tocó a México. Pusimos al colegio en la lista y nos escogieron por muchos elementos positivos de la ciudad y el colegio”. Sobre los objetivos de la reunión, apuntó: “El propósito es darle herramientas a los maestros y a los administrativos, darles ánimos, inspirarlos. Hay sesiones individuales donde se ven las herramientas que tienen buenos resultados en las clases”.

A propósito de los puntos centrales de las conferencias, McGrath agregó: “La manera en que lo vemos incluye tres cosas que debemos lograr como maestros: primero animar a los alumnos, que tengan conciencia de pertenencia, de que ellos sí pueden hacer cambios en el mundo. A veces vemos la apatía, una fuerza negativa muy fuerte que debemos superar. Segundo: darles herramientas para poder hacer un cambio: si un alumno se preocupa por el mundo pero no tiene las habilidades, no pasa nada, no será efectiva su labor. Son herramientas académicas: poder leer bien, comprender, escribir bien, presentar ideas profundas, entender ciencias, construir un argumento, hacer experimentos científicos. Eso les da la posibilidad de hacer cambios reales. Y por último, darles no sólo las herramientas, también práctica. Se dice que los muchachos son el futuro del mundo, pero no es cierto: son el presente. Ellos mismos, especialmente los que se acercan a la preparatoria, hoy pueden hacer los cambios. Necesitamos darles espacio para practicar esas habilidades”.

En México, estas escuelas están agrupadas en Asomex (Association of American Schools in Mexico), con 19 colegios (Ciudad de México, Puebla, Tampico, Puerto Vallarta, Saltillo, Monterrey, Querétaro): “Nosotros en Guadalajara tenemos 1,500 alumnos, si lo multiplicamos hablamos de miles y miles de alumnos que se beneficiarán”.

ENSEÑAR A PESNAR ES CLAVE EN EL MODELO AMERICAN SCHOOL

Quieren alumnos preparados para enfrentar el mundo

Carlos Wolstein González Rubio, presidente del Consejo de directores del American School Foundation de Guadalajara, platicó sobre el encuentro de educadores que se realiza en la ciudad: “Lo valioso es que a los colegios American School los caracteriza la actualización”.

Una de las metas es que los profesores sean proactivos en las actividades del encuentro. A la cita acudieron cerca de 600 profesores de fuera de la zona metropolitana de Guadalajara (provenientes de México, Centroamérica, el Caribe y Colombia), con el resto de docentes locales para sumar los casi 750 asistentes registrados.

Para Wolstein, el título de “Reinventar el hoy para un mejor mañana” resalta la labor importante de los maestros en enseñar a las personas del futuro. «Es fundamental, su labor es extraordinaria: enriquecen, hacen crecer a los niños», agregó.

Además de las conferencias magistrales, Carlos destacó los talleres, que se enfocan en diversas temáticas, “para que los maestros se especialicen”, dijo. Los expertos ponentes que vinieron al encuentro fueron seleccionados por la Tri Association, quienes organizan año con año el Annual Educators’ Conference.

La capacitación y actualización no acabará con las conferencias y talleres, pues la meta es que los maestros transmitan los conocimientos que adquieren para que “los alumnos estén preparados para enfrentar el mundo que les espera, con el reto que eso implica”.

En el modelo educativo que rige los institutos de la Tri Association impera el interés de que los alumnos no sean sólo los receptores de la cátedra y el conocimiento: “Lo más valioso es enseñarlos a pensar, que aprendan que su mente no tiene límites. Como lo decía Mike Johnston en su conferencia: Lo importante es la pregunta, la curiosidad, no tanto la respuesta”, concluyó Wolstein.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here