Propone CNTE recuperar el sindicalismo y contratación de egresados de normales

Recuperar el sindicalismo, la estabilidad laboral y la contratación de egresados de normales, son algunos puntos que contiene la propuesta que presentará el Consejo Central de Lucha (CCL) de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en el Foro Educativo nacional.

Tanto esos como otros planteamientos fueron recopilados en el Foro Estatal que organizó el CCL de la CNTE a principios de este mes. En los meses de octubre, noviembre y diciembre se realizarán ejercicios similares para integrar una propuesta final que se entregará a los diputados federales con la finalidad de que la integren en una nueva reforma educativa.

De acuerdo con las conclusiones del foro estatal dadas a conocer por el CCL de la CNTE, el nuevo modelo educativo de la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal busca formar “mano de obra barata”, de ahí que se hayan minimizado o eliminado de la currícula materias como filosofía, civismo, historia o antropología, “pues crean conciencia política”.

Advierten que en toda movilización social “unos luchan y otros están en su zona de confort, aunque los beneficios son para todos”; aseguran que la baja en la participación del docente en Tlaxcala en el movimiento contra la reforma educativa es resultado “de la brutal represión (del gobierno) y confusión que existe en el magisterio”.

Denuncian que los nuevos puestos docentes son ocupados por personas sin el perfil laboral, como abogados, médicos, ingenieros y contadores, por lo que no tienen compromiso con la educación, lo que provoca una baja en el nivel de enseñanza hacia los alumnos.

Proponen recuperar el sindicalismo a través de la bilateralidad en la relación de trabajo en cada escuela, zona, región y el estado, “culminando con un Congreso Seccional eligiendo a la dirigencia con voto universal y secreto instrumentando el reparto proporcional en la asignación de carteras”.

Asimismo, proponen exigir al gobierno la entrega de todos los materiales escolares, así como uniformes y calzado, y que los desayunadores sean pagados por la autoridad “para que dejen de ser botín de directores y vivales”.

Además, sugieren auxiliar a los padres, madres y tutores de familia para que impidan la entrega de las escuelas públicas “a capitalistas buitres y banqueros sanguijuelas a través del Programa Escuelas al Cien”; desconocer por la vía de los hechos los consejos de participación social y recuperar los comités de padres de familia.

La intención es que el proceso educativo sea con base en aprendizajes esperados y no basado en competencias; y que se imparta una educación humanista cuyo fin sea la felicidad contra educación por competencias cuyo fin es la explotación del ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *