Negocian la restitución de los despedidos en Educación

El Gobierno y los gremios estatales volverán a reunirse hoy para definir los detalles de la reincorporación de la mitad de los 400 trabajadores a los que el Ministerio de Educación resolvió no renovarles su contrato a partir de este año.

La marcha atrás oficial empezó a tomar forma el viernes último, después de casi 48 horas de toma de uno de los edificios del ministerio a cargo de Esteban Bullrich situado en Recoleta, y tras una serie de contactos entre los gremios, sobre todo ATE, y autoridades de Educación y del Ministerio de Modernización, que conduce Andrés Ibarra.

A la espera de los resultados de la nueva reunión, trabajadores de ATE se reunirán en asamblea en el Palacio Sarmiento, sede del Ministerio de Educación. El encuentro, al que sólo están convocados los representantes de UPCN, será en Modernización, que quedó al frente de la negociación por la ausencia de Bullrich, que está de vacaciones.

“De acuerdo con las respuestas que proporcionen las autoridades los trabajadores decidirán los pasos gremiales a seguir”, avisó ayer el delegado de ATE, Marcos Domínguez.

“Si Educación no ofrece respuestas, la solución deberá proporcionarla el Ministerio de Modernización”, coincidió Rodrigo Recalde, otro de los delegados del gremio de estatales.

Las contratos de unos 400 trabajadores vencieron anteayer y el ministerio no se los renovaría. Se trata de personal de planta transitoria y de monotributistas contratados a través de convenios con universidades. El reclamo incluye a otros 2600 tutores virtuales que se desempeñaban en programas de educación a distancia y capacitaciones.

Desde el Ministerio de Educación explicaron que las cesantías se decidieron “por incumplimiento de horarios o porque [los afectados] ni siquiera iban a trabajar”.

Respecto de los tutores, el ministerio aseguró que son 2000 y no 2600 y que deberán reinscribirse en febrero próximo. Recién entonces se analizará si se renuevan o no los contratos.

El secretario de Comunicaciones de UPCN, Sebastián Martínez, por su parte, reclamó a Modernización que los contratos sean renovados por un plazo de 180 días para “verificar las situaciones aludidas” para decidir los despidos.

En principio, sólo se revisará la mitad de los contratos.

lanacion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *