Con el objetivo de generar energía y crear conciencia entre los estudiantes, la Universidad de Guadalajara (UdeG) invirtió 20 millones de pesos en un huerto solar que se instaló en el Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá).

“Ésta es la primera central fotovoltaica de la universidad, que nos permitirá abatir 90% del consumo eléctrico de nuestro centro. Gracias a esto vamos a poder ahorrar 421 toneladas de CO2 al año, sólo por este centro”, detalló Misael Robles Robles, coordinador del Programa Universitario de Transición Energética.

El rector de la UdeG, Tonatiuh Bravo Padilla, resaltó que, además de producir energía, el huerto servirá para la investigación de generación de energía sustentable.

“Este huerto solar forma parte del Programa Universitario Integral de Transición Energética, que fue anunciado el año pasado como parte del compromiso de nuestra casa de estudio para contribuir a la sustentabilidad y generar conciencia de las prácticas que afectan al medio ambiente”.

Por su parte, el subsecretario de Electricidad de la Secretaría de Energía, César Hernández Ochoa, aseguró: “no se ven cosas como ésta en muchos estados del país y yo creo que esto coloca a la Universidad de Guadalajara a la vanguardia de lo que viene en materia de energía”.

Además, el CUTonalá inauguró su primer edificio sustentable, el cual cuenta con sanitarios ahorradores de agua, ventilación e iluminación natural y sensores de movimiento. También presentó su segundo quiosco fotovoltaico, con capacidad de cargar 20 laptops o 150 celulares en una hora.

En total, el centro dejará de emitir alrededor de 193 toneladas anuales de dióxido de carbono.

INFORMADOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here