Las autoridades educativas sólo han recibido 14 denuncias relacionadas con el tema de las cuotas escolares, afirmó Eduardo Velázquez Hernández, subsecretario de educación del estado. Las quejas, dijo, han sido en el subsistema estatal.

Aunque la ley obligue que la educación que se imparte en el estado es gratuita, en algunos centros escolares es la mesa directiva, presidida por padres de familias, quien propone la cuota con la que podrían apoyar el resto para solventar algunas necesidades básicas de la escuela.

“Debe quedar claro que en ningún momento la cuota debe ser una condición para que los niños y jóvenes tengan acceso a una escuela pública”, apuntó.

Aseguró que todas las quejas que se han presentado en torno al caso se les están dando seguimiento, aunque la mayoría son molestias de padres o tutores quienes no acudieron a la convocatoria de junta general de sus respectivas escuelas y por lo tanto no se enteraron de los acuerdos.

“Quienes vienen a presentar su queja se les explica los motivos y razones para apoyar a las escuelas y finalmente deciden aportar dicha cuota voluntaria”, mencionó.

Añadió que las cuotas que se propone en cada centro educativo son administradas por los padres de familia y se utilizan en la compra de productos de limpieza, papelería o en algunos casos para solventar viajes de estudios de los alumnos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here