La Administración Federal de Servicios Educativos de la Ciudad de México cesó a 11 profesores de la escuela Leonardo Bravo, pero mantuvo en su empleo de director del mismo plantel a Francisco Bravo Herrera, integrante de la Dirección Política Nacional de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y promotor del paro nacional en contra de la reforma educativa.

La dependencia cesó en total a 21 profesores integrantes de la Sección 9 de la CNTE, trabajadores de las escuelas Leonardo Bravo, Alfredo E. Uruchurtu, José López Portillo y Rojas y Ricardo Flores Magón.

Enrique Enríquez Ibarra y Francisco Bravo Herrera, líderes del magisterio disidente en la capital del país, además de sus labores sindicales se desempeñan como directores de colegios (Bravo en la Leonardo Bravo, en la delegación Cuauhtémoc, y Enríquez Ibarra en la primaria Japón, en Gustavo A. Madero) y también participaron en la suspensión de actividades a la cual se sumó la Sección 9 de la CNTE entre el 5 y el 12 de julio pasado. Sin embargo, ambos conservan sus empleos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here