Ante la posibilidad de que un reducido número de profesores acepte ser evaluado en su desempeño este año, la sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) realiza una campaña para convencer a sus agremiados a acudir a este ejercicio, con la garantía de que no serán lesionados sus derechos laborales, en caso de obtener malos resultados.

Así lo dio a conocer el secretario general de esta fracción sindical, Demetrio Rivas Corona, quien abundó que en esta campaña se ofrece a los docentes que el sindicato los apoyará con actividades de asesoría y capacitación para que obtengan buenos resultados en la evaluación a su desempeño en las aulas.

Cabe recordar que a raíz de las protestas e inconformidades que provocó la primera etapa de evaluación al desempeño docente que aplicó de forma obligatoria el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) en noviembre de 2015, el organismo determinó que este año dicho ejercicio se aplicará a los trabajadores del magisterio que lo soliciten de forma voluntaria.

Ante ello, la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal y el SNTE pusieron en marcha una campaña para invitar a los profesores a que accedan a ser evaluados de forma voluntaria.

El dirigente de la sección 31 del SNTE reconoció que existe la posibilidad de que la convocatoria de este año “no despierte el interés de que alguien diga que va a evaluarse”.

En su campaña, el SNTE ofrece acompañamiento
Ante ello, “estamos trabajando mancomunadamente con la SEP y el sindicato para poderles ofertar a los compañeros espacios que les permitan reforzar, capacitar e informar, y a quienes no manejen muy bien la computadora, también ofertarles esos espacios que les permitan el buen manejo de esas herramientas, que permita al compañero darle seguridad y confianza en el proceso de evaluación”.

De acuerdo con la convocatoria del INEE para la evaluación al desempeño docente de este año, el periodo de registro concluye el próximo 30 de septiembre y el ejercicio se aplicará del 5 al 27 del mes de noviembre de este año.

Rivas Corona insistió en que la evaluación docente que aplica el INEE no es punitiva. “No es para despedir o cesar a ningún trabajador, sino, por el contrario, se le otorgará un estímulo a quienes obtengan resultados satisfactorios en el ejercicio”.

“Si cumplimos y nosotros generamos esa confianza ofreciéndoles espacios y acompañamiento, tengan la seguridad de que en este proceso quien participe, no sólo se evalúa su permanencia, no sólo se evalúa para que las debilidades las llevemos a fortalezas, sino que también se hace acreedor a un estímulo y cuando realmente veamos que impacta en el bolsillo, vamos a querer participar aún más todavía”, aseguró.

El líder del magisterio institucional dijo que el temor de los docentes no es a ser evaluados, sino a que el proceso de diagnóstico no sea transparente en toad la República mexicana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here