Luego que la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) anunciara la creación de una primaria para niños con altas capacidades —así como la posterior apertura de los niveles de preescolar, secundaria y preparatoria—, la Universidad de Guadalajara (UdeG) ya trabaja en un plan para recibirlos adecuadamente cuando lleguen a la educación superior. “Esto debe ser motivo de la generación de un programa. Por ejemplo, tenemos el Programa de Estudiantes Sobresalientes que apoya con recursos económicos a los jóvenes que tienen desempeño o cualidades sobresalientes”, comenta el rector Tonatiuh Bravo Padilla. “Tenemos que mejorar su recepción y tenerlos detectados desde primer ingreso”.

Por el momento, la UdeG no tiene detectados a los estudiantes con altas capacidades en sus preparatorias y licenciaturas, los cuales se estiman en 3% de toda la red universitaria; es decir, unos ocho mil.

Uno de los graves problemas es que “las escuelas no tienen programas especializados para la atención de estos niños y jóvenes. Es una laguna muy grande dentro de las políticas educativas, pero se debe atender”, lamenta Ignacio González Burgos, jefe de División del Área de Neurociencias del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del IMSS en Jalisco.

Mientras se implementa el programa, la UdeG ya brinda atención a niños de educación básica con talentos específicos, con talleres extracurriculares que les ayudan a explotar las habilidades que la escuela no les permite.

Por su parte, existen algunas asociaciones civiles que también ayudan a los niños con altas capacidades, ya sea con un apoyo extracurricular o una escuela especial.

INFORMADOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here