El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, aceptó que el país se encuentra en el mismo nivel escolar que hace 10 años, pero dijo que la reforma educativa ayuda a mejorar y marcar la agenda a seguir.

En conferencia de prensa al presentar los resultados PISA México, el funcionario señaló que este informe “reitera la necesidad de la reforma educativa, nos da la agenda que necesitamos y ésta da los instrumentos para mejorar la calidad del Sistema Educativo”.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), al medir la calidad del sistema educativo, según los datos de la evaluación PISA que aplicó en el año 2015 el organismo, dijo que México permanece en el último lugar de los países miembro después de 15 años de exámenes.

A lo que Nuño respondió “en términos generales, no hay cambios. En los últimos diez años no hemos visto avances significativos”, pese al progreso que se tuvo en matemáticas.

Por otra parte, en videoconferencia desde París, Francia, al presentar los resultados de PISA 2015, Gabriela Ramos, directora de gabinete de la OCDE, lamentó que los resultados que alcanza México siempre han sido y siguen siendo decepcionantes, que el país siga muy rezagado y que no haya tenido variaciones significativas en los últimos años.

“Excelencia y Equidad en Educación”, Ramos aseguró: “Sigue muy rezagado y con problemas muy importantes en el desempeño de sus estudiantes. Siempre fue decepcionante el desempeño y sigue siendo decepcionante. No es, ni por mucho, lo que los estudiantes de México merecen”.

“Como resultado fundamental, el mensaje es claro: la fotografía sigue siendo bastante negativa respecto al desempeño de México; no es buena del sistema de educación”.

Los resultados de los estudiantes mexicanos representan diferencias de entre 70 y 82 puntos con las calificaciones agrupadas en seis niveles que se alcanzan a nivel internacional, lo cual quiere decir que en todas las materias México tiene un rezago de 2.5 años en el aprovechamiento escolar de sus alumnos, según el estudio.

Bajas calificaciones

La proporción de estudiantes mexicanos que no logran alcanzar el nivel dos en ciencias es 48%, la más alta entre los países de la OCDE; en lectura, 42% de los jóvenes no llegan a este nivel, y en matemáticas, 57% no alcanzan el nivel básico de competencias.

Un adolescente que llega al nivel dos tiene la competencia mínima para desempeñarse en la sociedad contemporánea. Quienes se encuentran en el nivel uno o más bajo, tienen competencias insuficientes para desarrollar con éxito actividades que exige la sociedad del conocimiento.

En comparación, un estudiante que se encuentra en un nivel de desempeño alto de PISA, que son el cuatro, cinco y seis, tiene posibilidades de realizar actividades de una alta exigencia cognitiva, y está mejor preparado para insertarse en el mercado laboral y en la sociedad con un alto nivel de competitividad. En las tres materias, menos de 0.3% de los estudiantes mexicanos alcanzaron el nivel de excelencia.

informador

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here