El Programa Nacional para la Convivencia Escolar (PNCE) reprobó la estrategia “Mochila segura”, y especialistas coincidieron en que la enseñanza de valores y habilidades socioemocionales que propone la Secretaría de Educación Pública (SEP) como parte del nuevo modelo educativo, no funcionarán para prevenir la violencia en las escuelas a menos que se atienda el problema estructural de la violencia en el país.

La especialista en violencia en contextos escolares Nelia Tello, investigadora de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dijo en conferencia de prensa que la instauración de la revisión de mochilas es una medida coyuntural y reprobable, puesto que no resuelve de fondo el problema de la violencia en las escuelas y criminaliza a los estudiantes, sin importar que sean padres de familia o maestros quienes revisen las pertenencias de los adolescentes.

“Me opongo y protesto enérgicamente a la presencia de policías en las escuelas revisando las mochilas de los niños. Si ya la revisión de la mochila es cuestionable, con la presencia de policías, es realmente tratar a los niños como presuntos delincuentes. Son niños. Quisiera preguntar cuántos asesinatos han ocurrido en escuelas en México como para que se requiera ese despliegue de policías”, señaló.

Adriana Ornelas, también especialista de la Escuela Nacional de Trabajo Social dijo que no hemos logrado ir más allá del escándalo cuando ocurren tragedias como la de Nuevo León, lo cual no permite ir más allá de “encontrar culpables”.

“Militarizar la educación no va a solucionar el problema. No se trata de sobrerreglamentar, de más vigilancia, atentar contra los derechos humanos. Debemos desechar la idea de que esto se va a resolver con más violencia. Debemos crear espacios de convivencia y pensar en mecanismos que sobrepasen a las escuelas”, explicó.

INFORMADOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here