El Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, reprochó que el magisterio disidente utilice a los alumnos en un show mediático para defender a los maestros que fueron suspendidos por acumular faltas sin justificar.

“Me parece que ese uso mediático de los niños no se vale”, dijo en Guadalajara tras participar en la Reunión Nacional de Industriales de Concamin.

“Los dejaron muchos días sin clases por estar defendiendo privilegios indebidos, como la venta y la herencia de plazas. Cuando tienen que asumir su responsabilidad, porque ellos sabían que si faltaban más de tres días habría esta sanción, ahora utilizan a los niños para hacer un show mediático, y ponerlos a dar clases en la calle”.

Desde el lunes pasado, padres de familia de la escuela primaria Leonardo Bravo de la Ciudad de México tomaron el plantel para exigir la reinstalación de 11 profesores que fueron despedidos por acumular más de tres faltas sin justificar durante el paro indefinido de labores al que convocó la CNTE en el ciclo escolar pasado.

Desde ese día, los alumnos toman clases en la calle, arropados por el director Francisco Bravo, ex líder de la sección 9 de la CNTE.

Además, los menores han participado en protestas frente la SEP y el Senado.

Nuño informó que son casi 2 mil los maestros de Oaxaca, Chiapas, Michoacán, Guerrero y Ciudad de México a los que se les sigue un proceso de suspensión por faltar a clases.

En la capital, sostuvo, ya se notificó la suspensiones a 28 maestros cuyas sustituciones están listas.

Justifican apoyo

Durante una marcha nocturna que realizaron integrantes de las secciones 9 y 10 de la CNTE, del Hemiciclo a Juárez a la sede de la Secretaría de Educación Pública, líderes magisteriales rechazaron que dar clases en la banqueta o llevar a niños a las protestas por los maestros cesados sea un show mediático.

“No es un show mediático. Si fuera así, yo invitaría a Nuño directamente a que fuera a estas escuelas a preguntarle a los padres de familia si realmente es un show”, Enrique Enríquez, líder de la sección 9 de la Ciudad de México.

Francisco Bravo, ex dirigente seccional y director de la primaria Leonardo Bravo, defendió el respaldo de los padres de familia.

“El apoyo de los padres de familia y de los alumnos es porque en las escuelas, a los que nos dicen disidentes, hay trabajo, hay trabajo diario, hay proyectos”, señaló durante un mitin.

Durante la manifestación, los docentes exigieron la reinstalación de profesores despedidos por acumular más de tres faltas si justificar en el ciclo escolar pasado.

“¡Nuño, entiende, el maestro no se vende!”, gritaron los inconformes.

De acuerdo con la CNTE, suman 32 docentes cesados en la Ciudad de México: 11 por no presentar la evaluación docente y 21 por acumular más de tres faltas durante el paro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here