Pobreza “cobra factura” en educación: Sedu

El secretario de Educación del gobierno capitalino (Sedu), Mauricio Rodríguez Alonso, advirtió que la pobreza sigue “cobrando factura” en educación desde nivel primaria, lo que se refleja en la deserción de 11 mil 500 menores de las escuelas y de 2 mil 600 que no la acreditaron durante el ciclo escolar 2015-2016.

Al comparecer ante la Comisión de Educación de la Asamblea Legislativa (ALDF como parte de la glosa del Informe de Gobierno de Miguel Ángel Mancera, el funcionario afirmó que hay menores que no tienen más alimento que el que reciben a través del programa SaludArte, que introdujo el gobierno de la ciudad en las escuelas primarias de la Secretaría de Educación Pública (SEP) con el que se busca incidir en cuatro derecho fundamentales: alimentación, educación, salud y al sano esparcimiento.

“El origen determina las trayectorias educativas y laborales y cuando dicen aquí que no es una cuestión de números, por supuesto que no es una cuestión de números, es una cuestión de atacar e incidir en la desigualdad y en la pobreza que hay y que afecta a nuestros niños. Si no tenemos niños sanos, niños bien alimentados, niños felices, difícilmente van a poder desarrollarse en las escuelas”, apuntó.

Con esto y otras acciones como el programa Contigo Maestro, para incentivar una mayor profesionalización de los maestros en la ciudad, se demuestra que el no estar desincorporados los servicios educativos a la entidad, no ha sido un obstáculo para que la Sedu incida en la mejora y el fortalecimiento del proceso de enseñanza-aprendizaje.

En su comparecencia, explicó que en el caso del nivel secundaria, durante el pasado ciclo escolar 2015-2016 sólo 86 por ciento, es decir, aproximadamente 64 mil 148 estudiantes concluyeron este nivel educativo, más de 20 mil 200 adolescentes abandonaron la escuela y más de 31 mil 800 reprobaron el grado que cursaban.

En nivel media superior explicó que la cobertura en la Ciudad de México alcanza el 117 por ciento el 66 por ciento en nivel superior, “sin embargo en 2016 de 307 mil 206 aspirantes 51 mil 266 no se quedaron en las opciones que escogieron, el 68% se quedaron en una de las cinco primeras opciones que ellos eligieron y el 31% en una preferencia posterior”.

Resaltó que el problema en estos casos radica en que los jóvenes que no se quedan en la opción que deseaban interrumpen su trayectoria educativa.

Rodríguez Alonzo agregó en cuanto al programa Educación Por Ti, que aclaró que es un programa “emergente” para atender el problema de los estudiantes rechazados mediante la apertura de 15 mil opciones adicionales con el Instituto de Educación Media Superior (IEMS), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como algunas otras instituciones como el Tec Milenio y la UVM, será sustituido por otro esquema que se aplicará de manera permanente como una política pública.

“Estamos trabajando un esquema con la UNAM. ¿Cuál es el problema? los jóvenes no quieren educación a distancia, ellos quieren convivir y ellos quieren estar en un lugar presencial, entonces estamos tratando de construir con la propia UNAM un programa que combine las dos cosas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *