El nuevo sistema educativo fija la ruta para transformar a fondo el sistema educativo, y no permite concesiones políticas, porque considera lo más importante: que los niños y jóvenes alcancen sueños y anhelos, dijo el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer.

En la presentación del Nuevo Modelo Educativo en el Patio de Honor de Palacio Nacional, dijo que para alcanzar esos sueños se requiere de educación de calidad, en un mundo que cambia a gran velocidad, y los contenidos se multiplican como nunca antes había sucedido.

Ante el presidente de la República, gobernadores, docentes, estudiantes, padres de familia, legisladores y representantes de los diversos sectores de la sociedad, Nuño Mayer manifestó que la transformación educativa tiene como fin educar para libertad y la creatividad.

Señalo que para ello, no bastaba sólo la visión del gobierno, y para que el Modelo Educativo fuera sólido eran indispensables las voces de todos.

En este sentido, reconoció la participación de los gobernadores, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, legisladores, SNTE, empresarios, maestros, alumnos, académicos, pedagogos, hablantes de lenguas indígenas en la consulta para el nuevo Modelo Educativo.

Asimismo, reconoció al CIDE porque ayudó a sistematizar los más de 300 mil comentarios y opiniones, con las que se construyó la versión final del nuevo Modelo.

A partir de este proceso, explicó el secretario de Educación Pública, se presentan hoy tres documentos: Los Fines de la Educación en el Siglo XXI, en el que se determinan los mexicanos que se quiere formar en este siglo; el nuevo Modelo Educativo, y la ruta detallada de implementación, con cronogramas y programas que se aplicarán a partir de 2018.

Se construye, como primer eje, un cambio para dejar atrás la pedagogía sustentada en la memorización, para que los niños aprendan a aprender, y los maestros tengan nuevas dinámicas en las aulas, expresó.

El segundo eje pone a la Escuela al Centro, para transformar los planteles en comunidades de aprendizaje, precisó.

Abundó que el tercer eje es el de la formación profesional docente, para que la carrera de los maestros esté sustentada exclusivamente en el mérito y el esfuerzo, porque ellos van a enseñar a pensar a sus alumnos para que sus sueños se conviertan en realidad.

En este sentido, recordó que en Guerrero conoció a dos normalistas, egresados de las normales de Iguala y de Ayotzinapa, que tenían dudas sobre la Reforma Educativa, y decidieron ingresar al Servicio Profesional Docente, porque -consideró el de la rural- juntos se pueden lograr más cosas.

Nuño Mayer indicó que el cuarto eje es la equidad e inclusión, para que todos los niños, independientemente de su condición social o étnica, o con discapacidad tengan acceso a la educación de calidad, a través de la construcción de escuelas inclusivas.

El quinto eje es la nueva gobernanza educativa, para que participen quienes tienen la responsabilidad de que las políticas educativas lleguen a todos los rincones del sistema, manifestó Aurelio Nuño Mayer.

gob.mx/sep

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here