La Procuraduría de los Niños Niñas y la Familia (Pronnif) de Coahuila investiga desde la mañana de este 3 de febrero, a un alumno de segundo año de secundaria que utilizó las redes sociales para amenazar a sus compañeros con realizar un tiroteo en el plantel donde estudia, como sucedió en el Colegio Americano del Noreste, en Monterrey, Nuevo León.

“El tiroteo será un día de la siguiente semana”, advirtió el adolescente de 14 años de edad en su muro de Facebook, donde publicó el mensaje junto con una fotografía de un arma de fuego sobre un uniforme de la escuela, y que envió a algunos de los compañeros de su salón.

Tras provocar temor entre sus niños de la clase, varios de ellos lo reportaron al director del plantel. El director Jurídico de la Secretaría de Educación (Sedu), Enrique Flores Ruiz, informó que el director de la secundaria “Juan Antonio de la Fuente”, turno vespertino, les avisó del mensaje que había provocado temor entre los adolescentes.

Se le recomendó aplicar el protocolo de seguridad para casos de riesgo, por eso lo reportó al teléfono de emergencias 911 y acudió la Policía al plantel a inspeccionar. También aplicaron el “Operativo Mochila” pero durante la revisión no encontraron armas, agregó.

La publicación, con fecha del sábado 28 de enero, trascendió casi una semana después; “sí provocó inquietud pero no causó sicosis en la escuela porque no todos se enteraron”.

El menor de edad faltó a clases del lunes al jueves; en cuanto supo el director, inmediatamente “tomó cartas en el asunto y mandó llamar a la madre y a su hijo”, apuntó Flores.

Refirió que el pasado jueves por la tarde acudió la señora acompañada del menor a la secundaria, que se ubica en la zona centro de Saltillo; el alumno dijo que sólo había sido una broma y aseguró que no pertenece a ningún grupo en redes sociales.

Pidió que no lo castigaran, pero sí lo suspendieron tres días como lo ordena el reglamento interno, que es el máximo castigo disciplinario porque no se le puede expulsar (si lo hacen violarían sus derechos humanos), informó.

Compañeros, maestras y maestros coincidieron en que el menor es desordenado y presenta problemas de conducta porque “es retador”. El acuerdo de las autoridades educativas fue que se le brindará atención psicológica y lo que haga falta.

Interviene la Pronnif. Sobre este caso, la delegada de la Pronnif en la Región Sureste, Mayela Reyes, dijo que este miércoles por la mañana la Policía Especializada inició la investigación de campo que incluye visita domiciliaria.

“Vamos a verificar el entorno social del estudiante y dependiendo del resultado se le podría hacer una valoración psicológica y determinar qué tipo de ayuda requiere, si tiene problemas de conducta, adicciones, o qué le pasa, por qué hizo eso”, añadió.

La funcionaria refirió que el reporte lo recibieron la noche del jueves 2 de febrero, por parte de la Policía Municipal y desde la mañana de este viernes empezaron a atenderlo.

Para evitar más casos de este tipo las autoridades educativas insisten en recomendar a los padres de familia que platiquen más con sus hijos, la comunicación es fundamental para que ellos no cometan este tipo de conductas, dijeron.

Flores Ruiz aseguró que los padres o tutores pueden ayudar mucho si revisan las mochilas de sus hijos antes de salir de casa, saber con quién se juntan y qué hacen, detectar si están muy callados, reservados, o deprimidos.

Que sepan con quién “se conectan” en las redes sociales para que no sean víctimas de la delincuencia que opera desde el anonimato.

INFORMADOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here