Muy buenas noches tengan todas y todos ustedes, sean bienvenidos aquí, a la casa de la educación, que es la casa de todos.

Maestra Silvia García Escamilla, gracias por estar hoy aquí y muchas felicidades por el extraordinario trabajo. Por una obra que tiene casi medio siglo dando una educación de calidad y dando una educación inclusiva.

Muchas gracias, está es su casa y bienvenida.

Por supuesto a todas las alumnas y alumnos que hoy nos acompañan, a las maestras, a los maestros, a toda la Fundación John Langdon Down, sean bienvenidos a la Secretaría de Educación Pública y felicidades por su trabajo.

Bienvenida Silvia. Muchas gracias

Agradezco, también, mucho la presencia del maestro y diputado Luis Manuel, muchas gracias Luis Manuel por acompañarnos el día de hoy aquí; a los funcionarios de la Secretaría de Educación Pública que también nos acompañan; maestras, maestros, a mi esposa, muchas gracias por acompañarnos el día de hoy.

En diciembre del año pasado, en diciembre de 2016 tuve la inmensa oportunidad de conocer y pasar un buen rato de toda una mañana en la Fundación John Langdon Down, por supuesto, sabía de su trabajo, sabía del enorme esfuerzo y de la gran educación de calidad que en muchos aspectos se da en esta fundación que, como ahorita nos platicaba Silvia, tiene ya casi 50 años de haberse fundado.

El haberla conocido, el haber podido convivir con sus maestras, con sus maestros, por supuesto, con sus alumnas, con sus alumnos, poder ver el extraordinario trabajo que realizan desde que los niños son muy chiquitos hasta que son mucho más grandes y, por supuesto, aprenden oficios, por ejemplo, que ahí me los demostraron; tienen una cafetería que es atendida por muchos de los alumnos de esta fundación y, de manera muy particular, haber conocido el potencial de artistas que tienen y haber conocido el gran estudio que tienen, un estudio extraordinario, impresionante, con grandes obras de arte, con un gran trabajo de muchos de quienes hoy nos acompañan fue una experiencia que nunca se me va a olvidar.

Fue una experiencia que a todos nos demuestra que, sin lugar a dudas, la educación tiene el poder de transformar vidas y, que precisamente por eso, la educación es el derecho más importante que tenemos todas las mexicanas y mexicanos, todos, absolutamente todos, sin importar la condición en la que hayamos nacido, sea de alguna discapacidad, sea de origen étnico, sea de desventaja económica, todos tenemos derecho a una educación de calidad porque una educación de calidad tiene esa capacidad de cambiar y de transformar vidas, no únicamente para poder realizar los sueños y tener grandes conquistas profesionales, laborales, económicas, sino porque la educación tiene, además, el poder de hacernos felices.

Poder entender, poder comprender o podernos expresar a través del arte como lo hacen los jóvenes que hoy aquí están y otros, que no pudieron venir pero que se estarán exponiendo aquí sus obras es una verdadera maravilla que permite transformar las vidas y transformar a nuestro país.

Y por eso, desde ese momento que pude conocer ese trabajo extraordinario que realiza Silvia y todos sus maestros es, que con mayor razón, hemos decidido continuar una alianza con ustedes y poner un granito de sal, poder ayudar un poquito, precisamente hoy que es el Día Mundial del Síndrome de Down, que podamos festejarlo inaugurando aquí, en este salón Hispanoamericano, en la Secretaría de Educación Pública que es la casa de la educación y es la casa de todos ustedes, está extraordinaria exposición.

Exposición que, como nos lo narraba Silvia, es una exposición que ha estado en Europa, que ha estado en Asia, que ha estado en distintos lugares de América latina mostrando la extraordinaria calidad de artistas, la sensibilidad, la capacidad que tienen de proyectar sus sentimientos, con una gran calidad artística gracias a ese trabajo de educación.

Y no hay mejor manera que poderlo celebrar que con esta exposición Destellos de esperanza y para mí, un verdadero honor poder ser, brevemente, el día de hoy su anfitrión en este salón Hispanoamericano, pero decirles que esta casa está abierta a todos ustedes, a su trabajo, a su obra, y que desde aquí se pueda difundir y se pueda conocer un poquito más y que toda la sociedad mexicana pueda conocer el gran trabajo de Silvia, de sus maestros, de la Fundación John Langdon Down, pero lo más importante, que puedan conocer a estos jóvenes que tienen un extraordinario talento, que son grandes luchadores, que se han logrado imponer a circunstancias complejas y adversas, pero que están demostrando que es posible y que está es la mejor muestra de que cuando en México nos proponemos algo lo podemos lograr y que si además eso lo logramos a través de la educación estamos demostrando que México unido, con una educación de calidad, inclusiva y a través, precisamente, del arte puede ser un país invencible.

Muchas gracias por acompañarnos, muchas gracias por estar aquí, felicidades por su esfuerzo y bienvenidos a la Secretaría de Educación Pública y gracias por permitirnos exhibir su trabajo e inaugurar el día de hoy esta extraordinaria exposición Destellos de esperanza, muchas gracias y felicidades a todos ustedes.

gob.mx/sep

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here