El rector Emilio José Baños Ardavín, rector de la UPAEP, entregó la insignia de la Cruz Forjada a 27 estudiantes provenientes de diferentes planteles de los bachilleratos de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

“Este reconocimiento que hoy se te otorga no es fruto exclusivo de una decisión tuya, sino es fruto de un acompañamiento de una serie de condiciones, en la familia, con tus amigos, con la sociedad, en la escuela, y que tú al dar, recibiste, y al recibir estabas dando y creciendo”, destaco.

El maestro Baños Ardavín reconoció el desempeño académico como reflejo del potencial de los talentos de los estudiantes.

En ese sentido, el rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla exhortó a los estudiantes a superarse, así como a comprometerse de manera personal.

Dijo que no puede pasar desapercibido el reconocimiento, tienen las claves de lo que estás buscando, de lo que te reta hoy y de lo que te va a retar mañana como persona, como hijo, como hija, y más adelante como padre o madre de familia, profesionista, o lo que estés fraguando en tu proyecto de vida”, manifestó.

Agradeció a los padres de familia la confianza que han tenido con la universidad para trabajar los talentos de los jóvenes.

“Hoy se celebra la excelencia y la disciplina, la entrega constante por ser mejores, por ser el mejor”, fue el mensaje que el maestro Javier Bolio Hernández, director del Bachillerato Plantel Santiago.

Reiteró que este esfuerzo es evidencia de quienes son galardonados, ejemplo manifiesto de apostarse todos los días por la excelencia.

“La Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla tiene el compromiso de formar liderazgos transformadores, personas que destaquen por conocer la realidad pero, sobre todo, por transformarla y solamente la podemos transformar si nos atrevemos a ver lo que otros no ven”, aseveró.

Al último, el maestro Bolio Hernández invitó a los jóvenes a no detenerse con lo que hay, sino alcanzar lo que hace falta para tener un mejor estado, país y un mejor mundo, logrando así alcanzar el bien común.

Expuso que los alumnos representan semillas de esperanza para transformar una sociedad urgida de personas que le apuesten a la excelencia.

“Son un ejemplo de que el trabajo duro, el esfuerzo diario y la dedicación rinde frutos y que además tiene un impacto social positivo que transforma e inspira a otros”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here