La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies) solicitó a la Cámara de Diputados un incremento de 2 mil 770 millones de pesos para evitar que continúe el deterioro de ese nivel educativo.

En reunión con la Comisión de Educación, la Anuies explicó que en los dos años recientes se ha observado una desarticulación entre el crecimiento de la matrícula y el gasto, y cuestionó que si durante 2016 se recortaron 3 mil 293 millones al gasto en instituciones de educación superior, el proyecto de presupuesto 2017 prevé disminuir 5 mil millones más.

Explicó que entre 2009 y 2017 se observa una evolución inversa entre el subsidio por alumno y el crecimiento de la matrícula, que no incluye la licenciatura en educación normal.

Para 2017, la matrícula habrá crecido 52.3 por ciento desde 2009 y los recursos por alumno tendrán una caída de 22.9 por ciento, al pasar de 1.72 millones de jóvenes y un subsidio de 60 mil 493 pesos por alumno a 2.61 millones de estudiantes y 46 mil 623 pesos de aportaciones para cada uno.

La Anuies detalló que los problemas financieros que han surgido en educación superior se deben a la falta de crecimiento del presupuesto ordinario de las universidades, así como al cambio en los criterios de asignación de recursos y ajustes a los fondos extraordinarios, aun cuando éstos contribuyen a la consolidación de las capacidades académicas.

Indicó que durante 2016 se han recortado recursos a seis fondos. Al Programa Nacional de Becas, que tenía autorizado por la Cámara de Diputados un gasto de 5 mil 972.2 millones de pesos, la Secretaría de Hacienda le restó mil 100 millones; al de Fortalecimiento de la Calidad Educativa, de 4 mil 21.9 millones le redujeron 736.4 millones; el de Expansión de la Educación Media Superior y Superior ya no tiene 613.7 de los mil 254.3 millones asignados; al de Apoyos para la Atención a Problemas Estructurales le descontó 280 de los 2 mil 713.1 millones autorizados; y 213.3 de los 253.8 destinados a Investigación científica y desarrollo tecnológico.

La Anuies refirió que además la Secretaría de Educación Pública disminuyó 213.3 millones al Programa de carrera docente, que tenía 412.1 millones, y 120 más en Expansión de la Educación Media Superior y Superior.

Estas disminuciones representan un serio riesgo para el cumplimiento de los objetivos de las instituciones de educación superior, así como para su gobernabilidad, y se agrava si se considera el ajuste de 60 por ciento en 2015 al programa de Fortalecimiento de la calidad en instituciones educativas. Cuestionó que además de esos recortes, Hacienda demora la entrega de recursos a los estados vía el Fondo de aportaciones múltiples.

Informó que el proyecto de PEF reduce los fondos extraordinarios y los subsidios a instituciones de educación superior y organismos educativos, de 153 mil 242.7 millones a 148 mil 170.2, 6.4 por ciento menos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here